Category Archives: Arquitectura

Vea la casa flotante que podría salvar vidas algún día.

butcher-c25eea1313a9a65b7a5977628d228704

 El nivel del mar en el mundo está aumentando, por lo que este arquitecto construyó una casa flotante.

brotherton-lock-52b1204c451cca44b74bc54734ea760f

Si bien los diques y los canales de drenaje pueden ayudar en el corto plazo, una solución a largo plazo probablemente implicará algunos cambios importantes en nuestros hábitats.

Afortunadamente, hay arquitectos como Matthew Butcher que han estado pensando en este tema durante años. A diferencia de otros arquitectos, la mayoría de los cuales están buscando formas de combatir el aumento del nivel del mar, Butcher ha adoptado un enfoque diferente: trabajar con el aumento de los mares. Él cree que la adaptación a nuestro entorno cambiante es quizás la única manera de sobrevivir.

He aquí cómo él surgió con la idea:

“Durante los últimos 10 años, he estado explorando arquitecturas que podrían existir dentro de un entorno propenso a las inundaciones. En el centro de esto está una exploración alrededor de la relación que nuestros edificios forman al ambiente y cómo negocian el diferencial entre una condición interior y exterior”

flood-house-matthew-butcher-southend_dezeen_936_8

Butcher es profesor de la Escuela de Arquitectura Bartlett de la University College de Londres y cofundador de la práctica de arquitectura Post-Works. Ha estado explorando conceptos arquitectónicos en papel que responden a inundaciones paisajes durante años, pero gracias a una comisión de Radical Essex, un programa de arquitectura de un año, uno de sus proyectos basados ​​en texto se convirtió en una realidad.

Desde el 18 de abril de 2016, los habitantes locales han visto la Casa de las Inundaciones, como fue apropiadamente bautizada, meneándose en el Estuario del Támesis. Mientras que el diseño es bastante moderno, Butcher tomó una gran parte de su inspiración de la comunidad circundante basada en el agua.

“La casa hace referencia a las cabañas de pesca, bunkers de hormigón, las infraestructuras marinas y las estructuras industriales a lo largo de la costa este de Essex. He llegado a entender estas estructuras como una especie de estuario vernáculo, del que he tratado de hacer que la casa de la inundación responda “

pm-bf24705a5110390765e0176071d8e890

 

Pero no dejes que el exterior de fantasía te engañe. En el interior, la casa es rígida. Eso también es decidido. El interior es básicamente un refugio de los elementos, y nada más. La casa no está destinada a ayudarnos a vivir las vidas cómodas a las que nos hemos acostumbrado, sino a sobrevivir si las continuas inundaciones nos obligan a ser completamente nómadas.

Y pensabas que “Waterworld” era sólo una película.   “La vida en la Casa de las Inundaciones tendría que ser muy simple, casi primitiva. No hay acceso a electricidad o agua corriente “, explicó Butcher. Y sí, estas utilidades podrían ser implementadas si este prototipo llegara a ser una casa real y funcional. Pero por ahora, dijo Butcher, simplemente pretende demostrar cómo la arquitectura podría servir más a un ambiente que literalmente está cayendo y fluyendo.

brotherton-lock-14d26145150f623434f5478c7176b4b7

La casa, sin embargo, posee un adorno elegante. Es una veleta con la palabra “Nivel” escrita en ella, encargada para la casa por la artista Ruth Ewan.  Según un comunicado de prensa, el título de la obra fue tomado de un discurso del sacerdote y activista político John Ball del siglo XIV y se refiere al concepto de igualdad social, así como al ascenso y caída de las mareas. Butcher espera que la casa de la inundación ayudará a otros arquitectos a darse cuenta de que la forma en que actualmente están construyendo no se trata de trabajar con nuestro entorno, sino contra ellos.

“Seguimos construyendo edificios para que sean estas cosas que tienen un gran costo para el medio ambiente. Sellamos nuestras casas del clima, calentándolas y enfriándolas mecánicamente. Esto ejerce una presión masiva sobre los recursos naturales utilizados en el suministro de la energía para estas operaciones. La casa de la inundación en su lugar presenta la idea de una arquitectura nómada que es subordinada al medio ambiente en el que existe. Se eleva y cae con la marea y viaja con la Corrientes “

brotherton-lock-a44acee971ba592f1f6fbc82f9f9e189

Él dice que esto no está destinado a ser visto como una solución, sino más bien una advertencia de que podría ser nuestro futuro si no comenzamos a reevaluar la forma en que vivimos y nos adaptamos.  El aumento del nivel del mar es nuestra realidad ahora. Por lo tanto, se deben realizar cambios considerables en la forma en que interactuamos con los mares a medida que avanzamos hacia las aguas inexploradas del siglo XXI.

brotherton-lock-e6b82fcdfe1e30e4285e1893c63de436

Gracias a pensadores innovadores como Butcher, conversaciones constructivas sobre cómo vamos a vivir ya están en marcha.

Read more

El chileno Alejandro Aravena: “La casa tiene más de psicología que de arquitectura”

aravena_1500

El último Premio Pritzker, y comisario de la Bienal de Arquitectura de Venecia 2016, cuenta las claves de su trabajo.

La parte central del trabajo de Alejandro Aravena, el arquitecto chileno que a los 47 años ha sido galardonado con el Premio Pritzker, no se ve. Las fotos, o los planos de la Quinta Monroy en Iquique, Chile; o de las Torres Siamesas de la Universidad Católica de Chile, además del conjunto de vivienda sociales en Monterrey, México, no dan fe del largo proceso de diálogos, de consulta, de acompañamiento que precedió su diseño. Pensar en una forma, buscar un volumen, crear en el papel un espacio, es para Alejandro Aravena, y su estudio Elemental, una forma de poner de acuerdo a los distintos actores del proceso de construcción. El arquitecto debe, en opinión de Aravena, ser el que sintetiza en dibujos y maquetas los deseos contradictorios de la comunidad.

Sus casas incrementales –viviendas que los propietarios completan según sus necesidades–, como las viviendas Villa Verde, en Constitución, Chile, nacieron justamente de las restricciones monetarias crónicas del sistema estatal chileno de viviendas públicas. Aravena decidió invertir en diseño todo lo que no podía invertir en materiales de construcción. Así, la mitad de la casa queda construida, dejando la base para que, como decíamos, los propios habitantes completaran con el tiempo y recursos nuevos el resto de la vivienda.

vv1

A Alejandro Aravena últimamente el problema de la vivienda parece inquietarle menos que la ciudad en que ésta se inserta. Un problema urgente y complejo que le ha llevado a poner como tema y lema de la próxima Bienal de Arquitectura de Venecia, que comienza este 28 de mayo y de la que es comisario: Reporte desde el frente. “Lo que quiero conseguir con el título es capturar el sentido de dificultad, relevancia e importancia de lo que estamos viviendo. La noción de ciudad se nos está quedando corta”, asegura.

aravena

Centro de Innovación UC

Aravena explica que para acoger a gente que se va a mover de ciudad en los próximos 15 ó 20 años “hay que construir una ciudad de un millón de habitantes por semana con 10.000 dólares por familia. Si no lo hacemos, la gente va a venir igual pero va a vivir en favelas. La pregunta es cómo diseñamos las favelas de hoy para que sean las Manhattan del futuro. Manhattan en algún momento fue una favela, pero tuvo una anticipación, una estructura básica. Sería urbanismo incremental; de la misma manera que la vivienda incremental es una forma de reducir la escasez de recursos, éste sería la manera de resolver la migración hacia las ciudades”.

“En Manhattan, la relación entre cada metro cuadrado de espacio público es de 1-1 con relación a cada metro cuadrado de espacio privado. Cuando uno se va a una favela, lo que produce espontáneamente es menos de 1-10. Cuando tú logras mantener una proporción de 1-1, las operaciones individuales adquieren valor en el tiempo, valor económico, pero también de calidad de vida”.

Si sabemos donde está el problema, ¿qué nos impide hacer buenas ciudades?

“Es complejo. Las instituciones débiles, la corrupción y otras cuestiones, suponen un atentado contra la calidad en África, India o China. Pero en Estados Unidos, por ejemplo, la banalidad o la mediocridad de lo construido tiene que ver con que está todo el mundo asustado contra el abogado que te va a demandar. Nadie se sale ni un milímetro del catalogo por el susto a la demanda del abogado. En resumen, en países en vías de desarrollo el problema es la falta de regulación, pero en países desarrollados la sobrerregulación es la que produce ambientes mediocres”.

2240047

Torres Siamesas

¿El buen nivel de los arquitectos chilenos y latinoamericanos tiene que ver con esa cierta libertad que se toman, que no está permitida en el primer mundo?

“Creo que muchos de los proyectos más complejos e interesantes surgen en circunstancias anormales. Cuando un país se enfrenta a una crisis social –o también a un desastre natural– y, en consecuencia, hay miles de personas en la calle, comprometiéndose así la estabilidad política del país, se vive en crisis y, por mucho que sea un cliché, efectivamente se abre una ventana de oportunidad. La crisis de inmigración en Europa va a obligar, antes que ninguna creatividad o invento en la respuesta de cómo acomodar a los refugiados, a cambiar la regulación”.

¿El trabajo es más fácil cuando encima hay una comunidad o cuando hay un solo jefe que, por ejemplo, te pide un edificio?

“El peor de todos es el cliente privado que se hace su propia casa. Por eso mismo, creo que la casa privada está al límite de no ser arquitectura. Es un problema tan personal, que es casi psicología construida. ‘Yo lo quiero así porque me gusta así’. Es muy difícil decirle algo a alguien sobre su casa porque tiene todo el derecho a que le gusten las cosas de una determinada manera. Cuando se trata de una institución, para empezar, tú estás velando por un edifico que físicamente durará más de 100 años. Entonces, tienes que poder hacer transitar el edificio más allá del gusto personal, por mucho que sea el dueño de una empresa, hay una especie de escala de tiempo que excede a la persona y entonces se hace más fácil en ese sentido cuidar la calidad del resultado”.

befunky_collage

¿Cómo se puede hacer partícipe a la gente en las soluciones de sus viviendas y en la construcción de sus ciudades? 

“Hay poca tradición en esto. En ese sentido, lo que habría que analizar es qué se entiende por participación. Pero más que un referéndum para saber si les gusta o no les gusta una determinada carretera, o un cambio en el plano regulador, o lo que sea, lo primero es identificar cuál es la pregunta que hay que contestar. Ahí es donde digo que, en general, hay poca costumbre. No se trata sólo de una cuestión políticamente correcta de decir ‘oye, vamos a preguntarle a la gente’. Si no les preguntas, lo que tiendes como arquitecto es a dar respuestas a problemas equivocados. Cuando fuimos a preguntarle a la gente en Constitución, después del terremoto y maremoto que arrasó la costa del sur del Chile, aparecieron tres problemas que no estaban ni remotamente en el radar de lo que se suponía que la gente quería. La gente tenía otra agenda. Lo más normal es que no tengas ni el tiempo ni los recursos para hacer todo aquello que se supone que deberías hacer. Es fundamental que la gente exponga sus prioridades”.

Dices que la arquitectura consiste en poner en juego el sentido común. ¿Cómo se ejerce el sentido común en una comunidad de intereses completamente distintos y contrapuestos?

“Cuando tú le preguntas a 100 personas, lo que recibes no es una respuesta promedio, sino que por alguna razón misteriosa, cuando la discusión es honesta, el sentido común termina primando y ese sentido común es bastante sano. Lo que quiero decir es que cuando se discute en comunidad los procesos pueden ser más difíciles, pero la integridad del resultado queda más cuidada en la medida que se aleja de la individualidad”.

¿Qué papel tiene el arquitecto en ese diálogo?  

“En mi caso, me coloco en una perspectiva alejada de la arquitectura para luego adaptarla gráficamente. Realmente cuando un proyecto es bueno y tiene éxito es porque he conseguido sintetizar correctamente todas esas preocupaciones sociales que acabo de mencionar”.

2240045

Centro Cultural de Constitución

 

¿Quienes son tus influencias en tu trabajo actual?
“Desde hace más o menos 15 años trato de leer cosas que no tienen nada que ver con la arquitectura. Por ejemplo, estoy leyendo ahora la biografía de Ayrton Senna, el campeón brasileño de Fórmula 1. Es el libro del que después hicieron un documental. Senna, en general, ganaba las carreras cuando había lluvia y en circuitos muy trabados. Y lo que hacía, cuando llegaba a una curva, en un segundo apretaba cinco veces el pié en el acelerador para producir una especie de microderrapes. Como sabía que eso es lo que le daba la ventaja, le pidió a los ingenieros de Honda que le hacían los motores del coche que le diseñaran un motor que respondiera un poco más rápido a esos cinco acelerones por segundo en la curva, aún cuando sacrificara velocidad en la recta”.

 
¿Qué relación ves que tiene esta anécdota con tu trabajo?
“Ese es el tipo de diferencia que estoy tratando de hacer en la arquitectura. Yo, que tengo un ladrillo de distancia entre la puerta y el muro, tengo que guardar una bicicleta. No tengo ladrillos ilimitados ni cincuenta ladrillos de distancia, entonces sé que abordar esa cuestión puede hacer que alguien que lo necesita pueda guardar su bicicleta dentro o fuera de casa y que sea algo que mejore su calidad de vida. Ese ciudadano que llega al trabajo en su bicicleta es el resultado del ejercicio de cómo abordar un ladrillo de distancia”.

Eso es Fórmula 1 incremental.

“En su historia, encontré otra actitud muy relevante. Si Senna escuchaba que el motor tenía un problema y los ingenieros le decían que los ordenadores no detectaban nada, les obligaba a desmontar el motor completo y resulta que después le encontraban una fisura en no sé a qué pieza. Esa capacidad de intuir, de comprender que la intuición es información más allá de la razón, es fundamental en la arquitectura. La emoción es una manera de conocimiento; ese cuando algo te mueve y tú no sabes por qué… Se debe creer más en eso”.

 

 

 

 

Via Houzz

 

Read more

7 beneficios de tener una casa container

martis476_1

Se dice que todo el concepto de hogar tiene que ver directamente con ese lugar donde te puedes sentir más cómodo y relajado. Tu casa, es ese espacio que refleja algo de tu propia personalidad y tu estilo único. Sin embargo, muchas personas no son conscientes de que su hogar puede decir tanto de ellos como su forma de vestir.

¡Tan solo imagina el tipo de impresión que darías a las personas si las invitaras a visitarte en tu súper estilosa casa container! Pero, su diseño tiene muchos más beneficios que sólo llamar la atención de las personas.

La construcción de este nuevo estilo de casa moderna se ha acelerado cada vez más en el mundo en la medida en que las personas están reinventando el concepto de vivienda.

1 – Asequible

El mayor incentivo para tener una casa container es que sobre todas las cosas es más económico que una casa normal. Encontrar un par de containers usados y convertirlos en una casa, es mucho más económico que comprar una casa en el lugar más barato de la ciudad.

45c284c76172d649deb1e03c1e78fc1a

2 – Fácil de usar y construir

Al contrario de lo que parece, es muy fácil acondicionar un container para convertirlo en casa. Todo lo que necesitas es encontrar los containers adecuados y una compañía que se encargue de acondicionarlos a tu gusto. Cualquier diseño que te imagines puede ser fácilmente incorporado a tu container.

maxresdefault

3 – Más rápido, mejor

En promedio, la construcción de una casa container puede tardar al menos dos meses para estar en pie y lista para habitar.

5a115c350a7d093a7299b38ace4afad4

4 – Libre imaginación

Lo mejor es que no hay límites para tu imaginación, si construyes tu casa con containers, puedes tener exactamente el hogar que imaginaste en tu mente.

martis476_4

5 – Tu hogar, donde tu quieras.

Otra de las cosas más maravillosas de este tipo de casas, es que puedes llevarla a donde tú quieras. Solo tienes que hacer el pedido a una compañía que se especialice en esto, y te llevarán tu casa-container al lugar que tienes en mente.

43feae2873f0d7ded3b8986e8911e7e9

6 – Amigable con el ambiente

Si el diseño único y súper original de una casa container no es suficiente incentivo para ti, quizás el hecho de que estás haciendo algo bueno por el ambiente te anime más a tener un tipo de casa como esta. Cada vez más compañías ofrecen containers ya usados para convertirlos en casas y contribuir a la reutilización.

f4b23aba0203f26daab9d1746389def2

7 – Estilo personal

Pero además de todos los beneficios que ya nombramos antes, podemos decir que el mayor beneficio de todos, es que puedes estar seguro de obtener exactamente lo que necesitas. No hay límites en el diseño y puedes lograr que tu casa container refleje o exprese exactamente lo que tú quieres. 

Read more

Moshe Safdie: Cómo reinventar los edificios residenciales

Safdie1

Moshe Safdie es un arquitecto israelí-canadiense que en el año 1967 se dio a conocer por su proyecto “Hábitat 67” concebido originalmente como su tesis doctoral en arquitectura en la universidad McGill y posteriormente construído en Montreal, Canadá.

“…debíamos reinventar el edificio de departamentos, debía haber otra manera de hacerlo. Diseñemos entonces un edificio que brinde las ventajas de una casa: un hábitat con jardines, contacto con la naturaleza y espacios abiertos en vez de pasillos.”

Safdie1

El diseño contempló 158 departamentos bajo un nuevo concepto que buscaba redefinir la vida urbana y  buscaba integrar los beneficios de las casas (jardines, aire fresco, terrazas, privacidad, plantas) con los beneficios económicos y la densidad de un edificio moderno residencial. La construcción fue declarada patrimonio, pero entonces no proliferó.

En una charla TED, casi 50 años después, Safdie nos hace ver que la necesidad de este concepto habitacional es más grande que nunca, y para mostrar su punto, nos muestra algunos de sus proyectos más recientes en los que se elimina la gran altura de las ciudades contemporáneas y se integran espacios públicos y abiertos en zonas altamente densificadas.

  Captura de pantalla 2016-09-05 a las 8.27.47 a.m.

“Así que unos años atrás decidimos volver a repensar Hábitat, ¿podríamos volverlo más asequible? ¿podríamos en verdad lograr esta calidad de vida en las densidades que hoy en día predominan? Y nos dimos cuenta que se trata básicamente de la luz, se trata del sol, se trata de la naturaleza. ¿Podemos abrir la superficie del edificio para tener más contacto con el exterior?”

Captura de pantalla 2016-09-05 a las 8.29.10 a.m.

Así por ejemplo, bajo este concepto, en su proyecto de Qinhuangdao en China para viviendas de clase media, se estableció como condición que todo departamento debía recibir al menos tres horas de luz solar, igualmente en Singapur, también en un proyecto para clase media, se incluyeron jardines, calles colectivas, parques y espacios públicos.

Captura de pantalla 2016-09-05 a las 8.28.09 a.m.

Para cerrar la charla, Safdie destaca la importancia del diseño de espacios públicos dentro de cada hábitat, haciendo énfasis en la importancia de jugar con el exterior y el interior, el ir y venir de las personas, los paseos y parques integrados con la vida urbana, contacto con la naturaleza y espacios abiertos en cada nivel de la estructura, incluso en el techo.

¿A cuántos de nosotros nos gustaría vivir así? Esto si sería calidad de vida.

Click aquí para ver la charla.

Read more

En un futuro, tu próxima casa podría estar sobre un árbol.

1

1466447206

No se trata de una elaborada casita en el árbol, es un nuevo concepto de vivienda asequible. La gran idea fue de este arquitecto holandés quien busca hacer las ciudades más verdes y eliminar el “look gris”

 

¿Qué tipo de lugares piensas cuando se refieren a las ciudades “verdes”?

Si eres como yo, probablemente estás imaginando lugares con estaciones de metro y paneles solares, autos eléctricos y granjas urbanas. Y claro, tendría razón…. Esas cosas son importantes para una ciudad para ser considerado “verde”, pero este concepto atrapa literalmente el plano estético y a su vez conceptual del mismo.

Nace así: OAS1S, la maravillosa idea del arquitecto holandés Raimond de Hullu.

 

99f8e66438c4eb5584b34e4bdead0e87

 

Es su prototipo para la construcción de ciudades que son verdes en el verdadero sentido de la palabra. En una entrevista con Fast Company, De Hullu explicó su visión:

“Necesitamos una nueva tipología de edificio que va más allá de la sostenibilidad técnica habitual. Necesitamos un concepto 100% verde, no sólo técnicamente, sino también visualmente, y además de eso, que sea más asequible al mismo tiempo.”

De Hullu prevé edificios que emergen junto a los árboles, los rascacielos originales de la naturaleza, creando comunidades que se mezclan con los bosques. Su idea proyecta barrios construidos íntegramente con materiales reciclados que funcionan completamente con energía solar y con sistemas de agua internos.

7f5dbac0fa1a4d30feada8b27aa153f5

Y lo mejor de todo, él quiere que OAS1S sea una oportunidad de vivienda asequible para todo el mundo.

b9f8ab1a3d172d8b6fb50f22bcdc12ca

Para lograr esto, el arquitecto propone comunidades que funcionen bajo el sistema de fideicomisos de tierras. Bajo este modelo, es posible formar una comunidad sin fines de lucro para comprar y poseer tierras.

“Al separar la propiedad de la tierra y la vivienda, este enfoque innovador evita que los factores del mercado de precios provoquen un aumento significativo, y por lo tanto garantiza que la vivienda siga siendo asequible para las generaciones futuras.”

OAS1S sigue siendo sólo un concepto, pero De Hullu sigue en la búsqueda de un lugar adecuado para crear una comunidad piloto.

05707df9110588116709b17133bce836

Se espera que la primera comunidad piloto pueda estar cerca de una ciudad establecida, lo que sería muy positivo para la visibilidad del proyecto, especialmente si se demuestra que pueden funcionar como un modelo eficaz.

De cualquier manera, De Hullu quiere que la esencia del proyecto permanezca como “la construcción de un verdadero equilibrio entre la arquitectura y la naturaleza.”

El objetivo de De Hullu es simple: construir comunidades que son buenas para la gente y para el planeta. Y la mejor parte, ¡es que podríamos vivir en casas arriba de los árboles! ¿qué tan genial sería eso?
Via Upworthy

 

 

Read more

Equipamiento deportivo exterior se sofistica con pistas de trote, estaciones de ejercicio y piscinas de natación

piscinaGranSantiago

Los desarrollos inmobiliarios están dando cada vez más protagonismo al deporte, y ya es común encontrar gimnasios con vistas panorámicas y espacios exclusivos para bicicletas. Ahora, la nueva tendencia es mejorar las instalaciones ubicadas en las áreas verdes.

Por María de los Ángeles Pattillo

Es habitual ver gente corriendo o andando en bicicleta por las calles. Según la última medición de Chile 3D, cuatro de cada diez personas practican algún deporte regularmente y el 59% considera su vida muy saludable. “La gente se está preocupando de realizar ejercicios. Por ende, también quiere que el lugar donde viva tenga lo necesario para poder desarrollar esas actividades físicas. Quieren disfrutar de un buen equipamiento sin perder tiempo en traslados”, señala la gerenta comercial de Exxacon, Isabel Palma.
Para Ignacio Hernández, director de la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA), ha habido un fuerte cambio en la industria en esta materia. “Antes los edificios ponían de todo un poco para cumplir con una especie de check list , y entonces tenían un gimnasio, aunque a veces pequeño y mal concebido. Esto ha evolucionado a mucha velocidad para bien, y en los casos donde se incluye un gimnasio, se hace considerando un mercado cada vez más exigente en calidad”, dice.
Eso sí, no existe una fórmula única respecto de los espacios comunes dedicados a la actividad física. “Depende de dónde esté ubicado el proyecto, del terreno, y de cómo es su entorno. Recién ahí se puede definir qué virtudes tiene y qué se puede entregar a la gente. Si está al lado de un gimnasio pagado, por ejemplo, no se puede combatir con él, sino que hay que ofrecer un complemento que aprecie el cliente”, explica Enrique Joglar, gerente de Desarrollo de Indesa.
En general, quienes valoran los recintos para hacer ejercicios a la hora de comprar una vivienda son las personas de entre 30 y 50 años, coinciden distintos actores de la industria. Sin embargo, Hernán Reyes, gerente general de Simonetti, advierte que el real uso que estos tienen es variable: “Es como el jacuzzi, que se dice ‘qué rico que está’, pero después que se ocupe es otra cosa. Cuánto se aproveche, dependerá de cada comunidad”.

Seguridad: la ventaja de correr en azoteas.

El running es uno de los deportes que han tenido una fuerte penetración en el último tiempo. Para competir con los espacios exteriores -el escenario preferido por los deportistas-, las inmobiliarias han optado por destacar las virtudes de correr en espacios cerrados.
En Ralei Grupo Inmobiliario, por ejemplo, tienen un edificio en Las Condes con una pista de casi 70 metros de largo, donde la seguridad e iluminación surgen como grandes ventajas respecto de la calle. “Para hacer más grata la práctica de este ejercicio, la superficie de la pista es de maicillo, material que favorece el rebote y evita lesiones, algo muy superior al hormigón o asfalto”, destaca el subgerente comercial, Andrés Kuppermann.
En Indesa también ofrecen un proyecto en Ñuñoa con una pista exterior de 1.400 metros sobre el techo de un supermercado anexo al edificio. “Es un jardín con circuito para correr y estaciones de máquinas. La persona está en altura, separada de las micros y del ruido, y, además, es muy valorado que sea temático, separado de las otras dos áreas verdes con las que también cuenta el edificio”, destaca Joglar.
El interés por el running es tal, que incluso en Indesa han incorporado una pista de trote en un proyecto de casas que contempla 70 parcelas de cinco mil m {+2} en Chicureo. “En vez de hacer una área verde típica de condominio, que es un gran vacío, hicimos un parque ancho, como el de Américo Vespucio o Presidente Errázuriz, que permite dar una vuelta de hora y media con el perro, o bien trotar”, agrega Joglar.
Sin embargo, en opinión de Hernández, las alternativas al aire libre tienen una ventaja por sobre los espacios cerrados: “Algunos edificios ofrecen pistas de trote en sus azoteas, pero es un tema de marketing más que responda realmente a la necesidad del deportista, ya que son circuitos muy cortos, en comparación con lo que significa correr en un parque o en la calle”.
En todo caso, la oferta deportiva exterior es mucho más amplia y cada vez más sofisticada. En algunos proyectos, las piscinas cuadradas han dado paso a las rectangulares, acondicionadas para practicar natación. “Muchos de nuestros clientes quieren hacer ejercicio, y no cuentan con mucho tiempo, por lo que tener una piscina que les permita nadar en el propio edificio es un equipamiento valorado”, recalca José Luis Calderón, gerente de marketing de Almagro, empresa que cuenta con dos proyectos con esta infraestructura.
Joglar, no obstante, dice que el problema para que este tipo de piscina tenga más desarrollo es que está dirigida a un perfil de demanda muy acotado: “Está diseñado para la persona que va y nada. No es tan fácil si hay un niño con un flotador en una piscina angosta”. En muchos casos, la solución es incluir una segunda piscina de uso recreativo.
El agua ha ampliado aún más el abanico de espacios para el deporte, de la mano de las lagunas artificiales. En Piedra Roja, por ejemplo, tienen un circuito de wakeboard (esquí acuático sobre tabla), e implementaron un cable donde no se necesita de una lancha para practicar este deporte.
En Desco están desarrollando un proyecto en Huechuraba que contempla una laguna, donde además de una vereda de más de 600 metros para trotar y estaciones de ejercicio, está la opción de andar en canoa. “La laguna es un imán potente para atraer gente. No estamos vendiendo solo departamentos, sino todo un entorno, y acá el equipamiento es clave”, destaca Juan Pablo Monge, gerente general de la inmobiliaria Desco. Según explica, el tamaño del proyecto es determinante a la hora de definir las instalaciones deportivas, dado que mientras más grande, estas se aprovechan mejor y son más sostenibles en el tiempo.

Gimnasios privilegian la vista panorámica

Al interior de los edificios, los gimnasios también han ido tomando un lugar más protagónico, destaca Joglar. Además de que ahora la maquinaria generalmente es de alto tráfico, hay una preocupación por dónde emplazarlos. “Ya no está en una sala cerrada, castigado. En el edificio de Ñuñoa, por ejemplo, lo subimos al piso 26 con la idea de que la trotadora esté prácticamente en el aire, y se pueda tener una vista panorámica de Santiago”, cuenta.
Hernández aclara que elementos como la vista, la ventilación y la circulación son claves a la hora de diseñar estos lugares. Palma agrega que la decoración también es un elemento a considerar en los gimnasios: “Nos preocupa el look de estos espacios, para que sean lugares gratos a la vista, con grandes espejos y revestimientos de muros. La idea es que acojan e inviten”.
En la actualidad, no solo se están usando los gimnasios, sino que muchas veces salas sin máquinas, ya que, en muchos casos, la misma comunidad se organiza para hacer clases con profesores particulares. “Hay tecnología que permite ponerse de acuerdo más fácilmente en cosas como la contratación de un profesor de yoga, por ejemplo. Solo ese hecho hace que sea más aprovechado ese espacio; por ende, más valioso y requerido”, destaca Palma, de Exxacon.
El énfasis que se les está dando a las instalaciones deportivas no es una moda, y debiera tomar cada vez más importancia, estima Hernández. “Es una tendencia que llegó para quedarse, debido a la valoración que se le está dando a la actividad física. La gente tiene una cultura del ejercicio y, por lo tanto, exige buenos equipamientos, y lo seguirá haciendo”, concluye.

Proyectos incorporan talleres comunitarios y garajes privados de bicicletas

Las bicicletas también han ido tomando mayor énfasis en la oferta inmobiliaria. El año pasado se modificó la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones para que todos los edificios nuevos incluyan un espacio para bicicletas por cada dos estacionamientos para automóviles.
Muchas firmas, además, han aprovechado de entregar recintos adicionales, como talleres comunitarios diseñados para el arreglo y mantención de los velocípedos.

En Indesa, por ejemplo, incluso ofrecen garajes privados especialmente acondicionados para guardar bicicletas de alto valor. Hernán Reyes, gerente general de Simonetti Inmobiliaria, destaca que la nueva superficie dedicada a ese medio de transporte no se ha restado de la destinada a los vehículos: “La gente puede ir en metro o bicicleta al trabajo, pero siempre va a querer tener un auto para salir el fin de semana o en la noche; ya dejó de ser un lujo. Si no tienes estacionamiento, se frena la venta”.

Fuente: El Mercurio

 

Read more


Residencia en Hungry Neck / The Raleigh Architecture Company

Raleigh_Arch_Final_Hi_Res_Sept_2015_(62)

Traducido por Fabio Rodríguez Bernuy

 

 

Descripción de los arquitectos. La residencia en Hungry Neck acoge la variedad de actividades que los dueños acordaron, otorgando espacios fundamentalmente distintos pero conectados entre sí. Los intereses varían desde la cocina y el entretenimiento hasta la música y la lectura, dirigiendo el diseño hacia un volumen centrado y lleno de luz alrededor de una circulación. El espacio central incluye la cocina y conecta el espacio abierto de reunión al entorno privado de la oficina y las habitaciones en el piso de arriba. El balcón de la habitación principal tiene vista hacia un centenario árbol de roble y el jardín debajo, mientras que la oficina provee un escape de la actividad en la sala principal pero mantiene una conexión visual con la calle y el vecindario.  Los amplios aleros y la ventilación natural ofrecen estrategias vernaculares de tecnología básica para acondicionar la vivienda, implementada con pozos geotérmicos y una cisterna subterránea de agua usada para la lavandería y otros usos no potables. La paleta de materiales es sutil y con detalles simples: los mínimos pasamanos de acero se relacionan con la campana extractora de la cocina sin competir con ella, dejando el espacio central tan despejado como sea posible para permitir un espacio de reunión para las personas. La residencia en Hungry Neck refleja a sus dueños en todas sus escalas, comprometiéndose con el mundo en el que opera: sirve como un recordatorio que el diseño exitoso es, inicial y principalmente, un ejercicio de filantropía.   DSC_0402_final_copy-small   Raleigh_Arch_Final_Hi_Res_Sept_2015_(54)

Los aleros se lograron con el mínimo reforzamiento de acero implementando una estructura de techo con un sistema abierto de cerchas. Un entrepiso sellado y un aislamiento de espuma de célula abierta proveen una envolvente termal eficiente que se calienta y enfría por dos pozos geotermales verticales. El consumo de agua urbano es reducido gracias al sistema de recolección de agua de lluvia que provee de agua fría a los baños, lavadoras y riego del paisaje a través de una cisterna de agua subterránea de 1200 galones. Los cimientos de concreto y metal sostienen tabiques exteriores de madera de 2×6 y diseñados pisos de madera. Los paneles de cemento pintados proveen un bajo mantenimiento exterior, mientras que el revestimiento de ciprés local cubre el intradós de los aleros en el segundo nivel. El tejado de metal galvanizado y soldado fue diseñado para adaptarse a las bajas pendientes y proveer una superficie duradera que refleje el calor no deseado.

Raleigh_Arch_Final_Hi_Res_Sept_2015_(64)

FUENTE: PLATAFORMAARQUITECTURA.CL

http://www.plataformaarquitectura.cl/cl/784809/residencia-en-hungry-neck-the-raleigh-architecture-company

 

Read more