¿Quién es Philippe Starck?

1990juicy_salif

Repasamos la trayectoria de uno de los diseñadores actuales más influyentes.  Conoce por qué se le valora tanto en el mundo del diseño.

philippe-starck-1

Desde el principio fue provocador, polémico y controvertido. Los hay que le aman y -en no menor número-, los que le odian, pero en ningún caso su discurso deja indiferente. Es dogmático en sus aseveraciones y, del mismo modo, no tiene reparo en contradecirse, en renegar de su obra anterior e incluso en avergonzarse de su profesión de diseñador. Así es Philippe Starck (París, 1949). Impredecible, pero con un olfato único para rastrear una nueva tendencia, tanto que toda su trayectoria es como una especie de predicción de futuro.

650_1200A pesar de que por principio detesta las modas pasajeras, lo que Starck apunta hoy, seguro que es lo que veremos mañana por todas partes. Es algo que no tiene nada que ver con si se llevará el dorado, las tres patas o el cuero en capitoné, sino más bien una cuestión de filosofía de vida y pensamiento: desde impulsar el diseño emocional, el reciclaje o los productos asequibles a precios democráticos. Esta pieza que vemos en la imagen, se ha convertido en un icono del mundo del diseño y fue la que llevó el nombre de Starck a la boca de los consumidores ilustrados: el exprimidor de limones Salif (1990) para Alessi. Un objeto para la cocina que deja de ser un mero artilugio eléctrico para pasar a ser una escultura doméstica.

1990juicy_salif

La mayoría de sus diseños son ideas que no ha inventado él. Pero Starck siempre da un giro inesperado, a veces irreverente, a cualquier cosa que toca. Ironía mezclada con poesía y humor para transmitir un mensaje político de ética y bondad, dos de sus referentes más importantes.

En otras palabras: “Ver menos, sentir más”. Con la silla Louis Ghost (2002) para Kartell, Starck revisó suinterés por las tipologías históricas sometiéndolas al plástico y la transparencia. Estas dos cualidades han hecho de ella un favorito de los ambientes eclécticos.

Starck se considera un Robin Hood del diseño: lo que aprende diseñando un yate para un cliente millonario lo utiliza después en diseños como biberones destinados a un público amplio de un nivel adquisitivo relativamente bajo. Para él, los dos trabajos son complementarios pero, si tuviera que elegir, se quedaría con el biberón porque para él la belleza está donde se encuentra la humanidad.

captura-de-pantalla-2016-10-17-a-las-11-26-15-p-m

El plástico es uno de los materiales con los que Starck ha trabajado más a gusto ya que le ha permitido hacer productos asequibles al gran público. Según ha dicho él mismo, hay plásticos tan extraordinarios que los podría haber creado Dios. Aquí vemos los taburetes Charles Ghost, de la misma familia de asientos concebida para Kartell.

Para el diseño de la familia de sofás de exterior Bubble (2000) para Kartell que vemos en este patio, Starck se basó en una tipología de mobiliario de interior, el sillón tapizado, para llevarlo al exterior en plástico. Un juego hecho a base de referencias arquetípicas y resuelto con gracia y maestría.

captura-de-pantalla-2016-10-17-a-las-11-27-13-p-m

Algunas constantes recorren su trabajo desde el principio hasta ahora: las mezclas inesperadas tanto de materiales como de acabados, proporciones o usos, unidos a una interpretación curiosa de los estilos históricos, tergiversando sus orígenes al trastocar su contexto y su significado. Todo ello hace que sus productos e interiores seduzcan y diviertan hasta el punto de convertirlos en un éxito inmediato y, a veces, inexplicable.

 

 

Leave a Reply