Barrio Bellavista: proyecto de US$ 20 millones está en fase de anulación

Patio_Bellavista-1

Lucía Adriasola C. – Nacional

Inmobiliaria ejecuta nuevo centro gastronómico desde el año pasado. Vecinos consiguieron que la Seremi de Vivienda revisara permiso de edificación en el terreno, ubicado en Providencia.

Dos recursos de protección no fueron suficientes para zanjar la polémica por la construcción de un recinto de 16 mil m {+2} en el barrio Bellavista, un proyecto -similar al Patio Bellavista- que la administradora general de fondos Cimenta ejecuta desde inicios del año pasado en la esquina de Constitución con Márquez de la Plata, en Providencia. La obra aún está en pañales, en medio de la controversia y tras más de dos años de idas y vueltas.

A fines de 2015, residentes del sector recurrieron a la Corte de Apelaciones para invalidar el permiso otorgado a la empresa para que ejecutara en la mencionada esquina un recinto que contempla tres niveles superiores y cinco inferiores, en los que se instalarían 14 restaurantes “de primer nivel” y 317 estacionamientos, todo con una inversión de US$ 20 millones.

Las características del proyecto -denominado en primera instancia como “Centro Gastronómico y Cultural Bellavista”-, que apuntaban a una carga promedio de 1.944 personas, provocaron el rechazo de vecinos. Señalaron que las calles circundantes, es decir, Constitución, Chucre Manzur y Márquez de la Plata, no soportarían tal afluencia y recurrieron a la Seremi de Vivienda.

A la luz de los antecedentes, el organismo ordenó en octubre del año pasado modificar el proyecto a uno más pequeño, equivalente a 250 personas de carga promedio. Tras recibir dicha notificación, la inmobiliaria también recurrió al tribunal de alzada, esgrimiendo que consiguió el permiso con todos los requisitos que le exigió la Dirección de Obras del municipio en su oportunidad. No obstante, y por la naturaleza técnica de la situación, la Corte resolvió que la disputa volviera a los organismos técnicos competentes.

Así, el 25 de julio pasado, el seremi de Vivienda, Aldo Ramaciotti, informó al director de Obras de Providencia, Sergio Ventura, que se debía invalidar el permiso. Ya el 4 de agosto, Ventura ofició a la inmobiliaria que se había abierto un proceso de anulación.

“Carrera olímpica”

A dos semanas de haber sido notificado, el gerente general de Cimenta, Fernando Rodríguez, señaló que mientras no reciba formalmente la invalidación no suspenderán las faenas.

“Entiendo que la Dirección de Obras puede llegar a la conclusión de que el permiso no es invalidable (…) Por mientras, estamos construyendo”, sostuvo el ejecutivo.

La idea original era inaugurar la obra durante el segundo semestre de 2015, aunque ahora Rodríguez prevé que recién en dos años el recinto debería estar funcionando.

Los vecinos, en todo caso, se manifiestan esperanzados en que se anule. “Están levantando un plan en el lugar equivocado. No se pueden meter 300 y tantos autos en un barrio patrimonial. Ellos deben replantearse el proyecto”, señala María Inés Arribas, presidenta de la asociación de residentes y patrimonio del barrio.

Sin embargo, y según advierte la arquitecta Bárbara Córdoba, quien ha apoyado a los vecinos desde que se iniciaron las faenas, la invalidación del permiso solo podría hacerse efectiva hasta el 20 de octubre.

“Estamos corriendo como en los Juegos Olímpicos para que se haga antes de esa fecha, porque la administración, desde que se entrega un permiso hasta que se anula, tiene dos años de tiempo, que precisamente se cumplen ese día”, grafica.

El municipio confirmó que el proceso de invalidación “se encuentra en su etapa inicial” y descartó entregar plazos sobre su materialización.

Fuente: El Mercurio

Leave a Reply